Detrás de la magia

Llevo trabajando el vidrio alrededor de 3 años y no deja de sorprenderme su magia ¿o no te parece magia fundir arena y obtener vidrio? ¡Es un proceso increíble!

 

Soy Berenice Pereda, Diseñadora de la Comunicación Gráfica egresada de la UAM y desde pequeña centré mi atención a la creación con las manos. Hoy, he encontrado en la joyería una actividad sumamente apasionante, que me permite plasmar mi creatividad en obras de pequeño formato. Me enorgullece contarte que no utilizo ningún tipo de molde para crear una pieza. Cada pedacito de vidrio es cortado y colocado cuidadosamente a mano, para hornearse a mas de 800º C, el resultado es una pieza que nunca termina siendo igual a otra, con colores y texturas inigualables.

 

Durante este tiempo, he llegado a la conclusión que nuestra joyería no es para todos. Es para quienes disfrutan sentirse únicas y diferentes, que no temen llamar la atención al portar luminosidad; aquellas que se atreven a romper con la costumbre de vivir en serie y atesoran el encanto de lo hecho a mano (aunque a veces sea “imperfecto”). Es para quienes se dejan seducir por la transparencia y el lujo visual del vidrio y saben apreciar su magia estética.

 

Para mi es importante que quien adquiera una pieza, sienta esa conexión con el objeto, que desde un principio ya se concibe como una joya especial, así que te puedo asegurar, que el accesorio que llevas ha sido elaborado con mucha dedicación y siguiendo ese precepto de exclusividad, de una manera artesanal y única.